¿Cuál es la diferencia entre un alcoholímetro y un etilómetro?

Diferencia entre alcoholímetro y etilómetro

Las pruebas de alcoholemia son realizadas por diferentes instrumentos que tienen por finalidad conocer el nivel de alcohol en el aire espirado de los conductores. A pesar de tener un objetivo similar, hay una clara diferencia entre un alcoholímetro y un etilómetro. Esta reside básicamente en su validez legal para ser utilizada como elemento probatorio en los juicios y en las actuaciones policiales.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en juicios rápidos por alcoholemia. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Procesal Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

¿Qué es un alcoholímetro?

Se trata de un dispositivo pequeño y portátil que mide el porcentaje de alcohol en sangre de quien hace la prueba de alcoholemia. Poseen un sensor de gas que, cuando la persona afectada sopla, refleja un resultado en la pantalla portátil.

Existen diferentes tipos de alcoholímetros:

  • Alcoholímetros vending: se instalan en sitios públicos para que cualquier usuario pueda conocer la concentración de alcohol en sangre. Poseen una precisión similar al utilizado en los controles policiales. Según el ambiente en el que se ubiquen permiten entre 10 mil y 20 mil pruebas. Ya cumplidas se debe recalibrar o sustituir el sensor.
  • Alcoholímetros personales: son dispositivos ligeros y pequeños para uso personal. El usuario puede portarlo y controlar su concentración de alcohol para tener seguridad que está dentro de los niveles permitidos para conducir
  • Alcoholemia profesional: este tipo es el utilizado en los centros de rehabilitación y en los controles policiales. Son elementos portátiles, relativamente pequeños, con pantalla digital y, en su mayoría, retroiluminadas para su uso en la oscuridad.

¿Qué es un etilómetro?

El etilómetro es un instrumento de medición de alcohol en sangre más sofisticado que el alcoholímetro. De mayor tamaño, se ubica en un lugar hacia donde debe dirigirse quien sea sometido a la prueba.

Habitualmente la prueba con los etilómetros se realiza después de un resultado positivo con el alcoholímetro. Su índice de precisión es también muy preciso, con mínimo margen de error y, además, emite un comprobante del resultado.

La diferencia entre un alcoholímetro y un etilómetro

La policía utiliza estos dispositivos para sus controles de alcoholemia. Ambos ofrecen un resultado científico y siempre tendrá más validez que una prueba de vending o personal. Uno de los principales fines es la prevención de siniestros viales y delitos contra la seguridad vial.

Si bien se considera que tanto la precisión de un alcoholímetro como la de un etilómetro son bastante precisas, a efectos legales existen diferencias:

Margen de error: mínima diferencia entre un alcoholímetro y un etilómetro

Aunque existe una diferencia mínima, ese punto en el margen de error puede ser determinante para apelar la prueba.

  • Alcoholímetro: 7.5% de margen de error, lo que indicaría que si el resultado al soplar es 0.24 mg/l, la medida oscila entre 0.22 y 0.26.
  • Etilómetro: 5% de margen de error, con un resultado idéntico al anterior (0.24 mg/l) la medida oscila entre 0.23 y 0.25, por lo que las posibilidades de apelar son menores.

Modo de empleo de los instrumentos para medir alcoholemia

Es real que con ambos test de alcoholemia los sometidos a la prueba deben soplar por medio de un tubo o boquilla desechables para obtener el grado de concentración de alcohol en sangre. La diferencia es:

  1. Alcoholímetro: el agente de tráfico se acerca al vehículo con el instrumento para realizar la prueba. Allí el conductor sopla por la boquilla que luego se tirará y el resultado es inmediato.
  2. Etilómetro: la persona será acompañada hasta el vehículo o lugar donde se ubique el aparato. Por lo general, se encuentran en un maletín en el vehículo que acompaña a los agentes de tráfico. Son más grandes, más precisos, tienen impresora y se realizan para confirmar un primer resultado.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en juicios rápidos por alcoholemia. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Procesal Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Validez legal del alcoholímetro y el etilómetro

La diferencia más importante entre estos instrumentos para corroborar la concentración de alcohol en sangre, es su validez legal. Para la presentación de una denuncia se necesita la prueba de un etilómetro, si bien es cierto que también existe la prueba de sangre.

Como documento probatorio en un juicio rápido por delitos contra la seguridad vial, el etilómetro es el que se tiene en cuenta. Los motivos son muy sencillos y no recaen precisamente en la precisión, sino que:

  1. Alcoholímetro: emite el resultado en la pantalla digital, pero luego se borra para comenzar con otra prueba de alcoholemia. Es decir, no queda ninguna prueba, más que lo anotado por el agente que realiza el control.
  2. Etilómetro: cuando la prueba de alcoholemia se practica con el etilómetro se emite un ticket que refleja todos los datos adjuntados en el atestado policial: nombre del conductor, lugar, fecha y horario de la prueba, tasa de alcohol en sangre.

De esta manera, el resultado que arroja el etilómetro es una prueba válida para un enjuiciamiento rápido. Pero, además, es una herramienta legal que le otorga facultad al agente para proceder a una detención del conductor ebrio.

Revisión del etilómetro

El control de alcoholemia practicado con el etilómetro es válido según las normativas vigentes. Un resultado positivo, a su vez, puede aún ser apelado por un abogado.

Estos elementos deben ser, obligatoriamente, sometidos a un procedimiento de revisión una vez al año. Por lo tanto, si el etilómetro no ha superado la misma en el año o no ha sido sometida a tal revisión, la prueba será anulada. Un gran porcentaje de los casos finaliza de esta manera por la intervención inmediata de los abogados.

Conclusión

Los delitos contra la seguridad vial por alcoholemia son de los más frecuentes en España. Como tarea de prevención de siniestros se realizan controles, en los cuales se utilizan para la medición de alcohol en sangre, los alcoholímetros y los etilómetros. Dos dispositivos de gran precisión con márgenes de error mínimos.

A pesar de tener el mismo objetivo existen diferencias en su modo de uso, su tamaño y, especialmente, en la validez legal. El etilómetro es el único que emite un ticket con todos los datos del conductor y de la prueba que se requieren para la denuncia, la detención del acusado si es necesaria y como documento probatorio en el juicio rápido.

Si ha sido citado para un juicio rápido por alcoholemia, le recomendamos que contacte con nosotros y se informe a la mayor brevedad. Somos abogados especialistas.

Concertar cita
Puede llamarnos al 633 058 907 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.

    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Juicios Rápidos
    Facilidades de pago
    Rápida respuesta
    ¿Dónde trabajamos?

    Juicios Rápidos en Madrid

    C/ Serrano 93, 3º E 28006, Madrid

    Juicios Rápidos en Móstoles

    C/ Luis Jiménez de Asúa, s/n 28931, Móstoles

    Juicios Rápidos en Fuenlabrada

    C/ Rumanía, 2 28943, Fuenlabrada

    Juicios Rápidos en Alcalá de Henares

    Plaza de la Paloma, 1 28801, Alcalá de Henares

    Juicios Rápidos en Coslada

    C/ Colombia, 29 28820, Coslada

    Juicios Rápidos en Collado Villalba

    Plaza de los Belgas, 1 28400, Collado Villalba

    Juicios Rápidos en Valladolid

    C/ Angustias, 40-44 47003, Valladolid

    Juicios Rápidos en Segovia

    C/ San Agustín, 28 40001, Segovia

    Juicios Rápidos en Guadalajara

    Pza. Fernando Beladíez, s/n 19001, Guadalajara

    Juicios Rápidos en Toledo

    C/ Marqués de Mendigorría, 2 45003, Toledo