¿Cuánto cobra un abogado de oficio por un juicio rápido?

Precio abogado oficio juicio rápido

El abogado de oficio es el profesional designado por el colegio de abogados cuando el acusado no designa otro abogado elegido por él, o bien cuando el litigante, en este caso el acusado en un juicio rápido, tiene derecho al beneficio de la asistencia jurídica gratuita.

Por tanto, según sea el caso, el acusado puede tener que pagar o no la intervención de un abogado de oficio.

En este artículo vamos a ver cuánto hay que pagar a un abogado de oficio en caso de que su asistencia no sea gratuita.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en juicios rápidos. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Procesal Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

¿En qué casos hay que pagar a un abogado de oficio?

El abogado de oficio interviene para defender los intereses de quien no puede pagar un abogado particular por carecer de ingresos suficientes, o de quien no designa un abogado particular, pudiendo hacerlo.

En el primer caso, el defendido tendrá derecho al beneficio de asistencia jurídica gratuita, o de justicia gratuita, como también se le conoce. En el segundo caso, si puede pagar un abogado particular y no lo designa, no tendrá derecho a la justicia gratuita y, por tanto, deberá pagar los honorarios del abogado de oficio designado por el colegio de abogados.

¿Cuáles son los requisitos para tener derecho a la justicia gratuita?

El artículo 3 de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita, establece los requisitos básicos para poder acceder al beneficio de justicia gratuita, y, por tanto, para poder ser asistido gratuitamente por un abogado de oficio.

Para calcular los ingresos del interesado, se tomará como referencia el IPREM, que es el indicador público de renta de efectos múltiples que fija el Gobierno y que sustituye al salario mínimo interprofesional a efectos de cálculos de prestaciones y beneficios similares.

En términos generales, los requisitos para poder optar a una defensa gratuita en un juicio rápido consisten en no tener patrimonio suficiente ni recursos e ingresos económicos brutos anuales y por unidad familiar iguales o superiores a:

  • 2 veces el IPREM, si el interesado no forma parte de una unidad familiar.
  • 2,5 veces el IPREM, cuando esté integrado en una unidad familiar de menos de 4 miembros.
  • 3 veces el IPREM, cuando la unidad familiar sea de 4 o más miembros y tenga reconocida la condición de familia numerosa.

Para calcular los ingresos, se tendrán en cuenta todos los signos externos que demuestren la capacidad económica real, aunque no coincida con la que declara el interesado, y se podrá denegar el beneficio de justicia gratuita si finalmente se demuestra que sí cuenta con recursos suficientes.

Hay que tener en cuenta que, si dentro del plazo de 3 años desde la terminación del proceso, el interesado mejora su situación económica, deberá pagar las costas causadas en su defensa.

El beneficio de justicia gratuita se tiene que solicitar y conceder conjuntamente para los servicios de abogado y procurador, no siendo posible que uno de estos profesionales sea contratado de forma particular.

¿Cuánto hay que pagar al abogado de oficio si no hay derecho a la justicia gratuita?

En caso de que no se solicite la justicia gratuita o no se tenga derecho a ella por contar con ingresos suficientes, si el acusado en un juicio rápido decide no designar por sí mismo un abogado, tendrá que pagar la minuta que le presente el abogado de oficio designado por el colegio de abogados de su zona.

Además, deberá pagar los aranceles que correspondan al procurador que intervenga, ya que su participación también es obligatoria en el juicio rápido.

En cuanto al importe exacto que corresponde pagar para la defensa en un juicio rápido, no es posible dar una respuesta única a todos los casos, ya que los honorarios y aranceles serán los que se fijen en las normas sobre honorarios de cada colegio de abogados y a los aranceles vigentes en el momento del proceso, y estas normas varían de un colegio a otro.

Por otro lado, la cuantía depende del tipo de asunto que se juzgue, ya que no cuesta lo mismo la defensa para un juicio por hurto que la de un juicio por un delito contra la seguridad del tráfico o cualquier otro.

En caso de querer optar al beneficio de justicia gratuita, hay que acudir al colegio de abogados que corresponda por domicilio y consultar si se tiene derecho a ella o no. También se puede pedir información sobre los honorarios del abogado en caso de que se desee que se designe uno de oficio.

¿Es aconsejable pedir que se designe un abogado de oficio?

En caso de que se pueda pagar un abogado particular, pero no se conozca a ninguno, puede existir la duda de si es mejor no designarlo y dejar que el colegio de abogados elija a un abogado de oficio.

Esta decisión es muy personal, pero conviene tener en cuenta algunos aspectos importantes antes de dar el paso:

  • El abogado de oficio que designe el colegio no tiene por qué estar especializado en la materia que se vaya a tratar en el juicio, con lo que, aunque haga un trabajo concienzudo, hay detalles de la práctica en ese tipo de asuntos que se le pueden escapar.
  • El juicio rápido no deja mucho tiempo al abogado para preparar la defensa, por lo que es aconsejable que el abogado elegido esté lo más familiarizado posible con el proceso.
  • Los honorarios que fija un abogado particular son libres, no están sujetos a ningún baremo, aunque los colegios de abogados publiquen unos criterios orientadores que no hay obligación de seguir, y un abogado especializado puede trabajar con más rapidez y por tanto ofrecer honorarios más ajustados que uno no especializado, de modo que la diferencia con un abogado de oficio sea mínima.
  • Gracias a internet, un abogado particular especializado puede trabajar para toda España y ofrecer las mismas tarifas ajustadas en todas las comunidades autónomas, mientras que el abogado de oficio tiene que ceñirse a los baremos de su ciudad, y en algunos territorios los honorarios son muy superiores a los de otros.

En cualquier caso, y más si se trata de un juicio rápido, donde las posibilidades de defensa se reducen y los tiempos para prepararse son más cortos, contar con el asesoramiento de un abogado especializado experto en la materia siempre va a suponer una ventaja.

Consulte con nuestros abogados expertos en juicios rápidos

Si ha recibido una citación para un juicio rápido y quiere ser representado por un abogado penalista experto en juicios rápidos, contacte con nosotros y consulte sin compromiso. Contamos con un equipo de abogados especialistas que actúan en todos los partidos judiciales de España.

Una vez nos explique su asunto le detallaremos con total transparencia cuáles son nuestros honorarios por defender sus intereses y buscar la mejor solución posible para su caso.

Concertar cita
Puede llamarnos al 633 058 907 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.
¿Por qué debería escogernos?
Atención personalizada
Expertos en Penal
Facilidades de pago
Rápida respuesta
Trabajamos en toda España

Juicios Rápidos en Madrid

C/ Serrano 93, 3º E 28006, Madrid

Juicios Rápidos en Barcelona

Travessera de Gràcia 64, 6º 2ª 08006, Barcelona

Juicios Rápidos en Valencia

Av. Professor López Piñero nº 14 46013, Valencia

Juicios Rápidos en Sevilla

Avenida Menéndez Pelayo, nº 2 41004, Sevilla

Juicios Rápidos en Zaragoza

Plaza Expo nº 6, Edificio Vidal de Canellas 50018, Zaragoza

Juicios Rápidos en Málaga

Calle Puerto nº 14, Edificio Keromnes, 1ª Oficina 8 29016, Málaga

Juicios Rápidos en Murcia

C/ libertad nº 20, Edifico Constitución, 3º A 30007, Murcia

Juicios Rápidos en Bilbao

C/ de Máximo Aguirre 12, Bajo C 48009, Bilbao

Juicios Rápidos en Vigo

C/ República Argentina nº 20, Planta 5º, Oficinas 25-26 36201, Vigo