¿Qué pasa si no me presento a un juicio rápido?

No acudir a juicio rápido

La ley establece la obligatoriedad de que toda persona citada para un juicio rápido esté presente en el proceso. El principio de audiencia es la base del sistema jurídico español y este principio exige la presencia de las partes, testigos y peritos.

Cuando se pone en marcha un juicio rápido, el juez cita al denunciante y al denunciado para analizar el caso y definir una resolución. Las partes intervinientes son citadas de acuerdo con un sistema establecido por la ley, que asegura su conocimiento de que se las convoca.

Cuando el denunciado no comparece en el juicio rápido para el que ha sido citado, el juicio no se suspende y continuará su curso si la pena es inferior a 2 años. El juzgado comprobará que ha sido correctamente citado.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en juicios rápidos. Si necesita un despacho con amplia experiencia en Derecho Procesal Penal, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Si por el contrario la pena solicitada por el Ministerio Fiscal es superior a 2 años, el juzgado dictará una orden de búsqueda y captura, para su puesta a disposición judicial, fijándose nueva fecha de juicio. Mientras tanto será declarado en rebeldía.

El artículo 786.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que:

1. (...)

La ausencia injustificada del acusado que hubiera sido citado personalmente, o en el domicilio o en la persona a que se refiere el artículo 775, no será causa de suspensión del juicio oral si el Juez o Tribunal, a solicitud del Ministerio Fiscal o de la parte acusadora, y oída la defensa, estima que existen elementos suficientes para el enjuiciamiento, cuando la pena solicitada no exceda de dos años de privación de libertad o, si fuera de distinta naturaleza, cuando su duración no exceda de seis años.

Artículo 786.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

En caso de que el denunciante o el Ministerio Fiscal no se presenten al juicio rápido, se entenderá que no se mantiene la acusación. Por lo tanto, el acusado será absuelto. También se aplicará al ausente una multa de entre 200 y 2000 euros.

Además del imputado y el perjudicado, se citan para el juicio rápido los testigos y peritos. ¿Qué pasa si no asisten? El artículo 967.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que:

2. Cuando los citados como partes, los testigos y los peritos no comparezcan ni aleguen justa causa para dejar de hacerlo, podrán ser sancionados con una multa de 200 a 2.000 euros.

Artículo 967.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

¿Qué es un juicio rápido?

Es una modalidad de proceso penal que permite resolver en forma rápida delitos que no requieren de tiempo prolongado de investigación. Generalmente se someten a este tipo de juicios delitos flagrantes, en los que la culpabilidad del denunciado es evidente y fácilmente comprobable.

Con un juicio rápido los tiempos se acortan y se simplifican los trámites previos al momento de tomar la resolución. No todos los delitos pueden ser juzgados en un juicio rápido.

Condiciones de los delitos que se tramitan con juicio rápido

La Ley de Enjuiciamiento Criminal establece los requisitos que debe reunir un delito para ser enjuiciado mediante juicio rápido. Son los siguientes:

Un delito flagrante, es decir, cuando el autor es sorprendido en el momento en que comete la falta. No existe duda alguna de que el acusado es culpable del hecho delictivo.

La pena que corresponde al delito no puede ser mayor de cinco años de privación de libertad o de diez años en caso de otra pena.

Debe tratarse de un hecho cuya instrucción sea sencilla.

¿Cuáles son los delitos que se juzgan con juicio rápido?

Los casos más frecuentes que se tramitan con juicio rápido son:

¿Cómo proceder ante una citación  para un juicio rápido?

Una persona que ha recibido una citación para un juicio rápido tiene la obligación de asistir. En la instancia de la citación, se le informará que tiene derecho a comparecer ante el Juzgado acompañado de un abogado.

Es recomendable que esté asesorado por un profesional, tanto si es el acusado como si es el damnificado. Si comprueba que no tiene medios para contratar uno, puede solicitar un abogado de oficio.

En el caso de un acusado, el profesional asesorará para su defensa, por lo tanto, es conveniente contar con ese apoyo lo antes posible. De esta manera, llegado el juicio, tendrá clara su declaración y el camino a seguir.

Si se trata de una persona que ha sido perjudicada, el profesional le informará sobre sus derechos. Le pondrá al tanto de las reclamaciones que puede realizar, por ejemplo, indemnizaciones por perjuicios ocasionados por el delito.

¿Cómo es el paso a paso de un juicio rápido?

Un juicio rápido puede iniciarse a partir de un atestado policial o por una denuncia.

El primer paso es la fase de instrucción, en la que se investiga el hecho y se toman las medidas cautelares necesarias para asegurar las pruebas. Es la instancia preparatoria del juicio rápido.

En esta instancia se informa al investigado sobre sus derechos. Deberá fijar un domicilio o una persona designada para recibir las notificaciones. En ese momento se le advierte que después de recibir una citación, se podrá realizar el juicio, aunque el investigado no asista.

El día del juicio rápido, el Juez tomará las declaraciones al denunciante, al denunciado y a los testigos. Se valorarán las lesiones, los daños y toda la documentación y las pruebas que aporten claridad a la causa.

El Ministerio Fiscal anunciará su acusación y se informará de ella al acusado y a su defensor.  Si el acusado reconoce los hechos, podrá obtener una reducción de hasta un tercio de la pena.

Una vez que todos han declarado y que el Ministerio Fiscal se ha manifestado, el Juez tomará una resolución, que determinará la continuación o el cierre del proceso.

Es importante que toda persona citada a un juicio rápido asista a esa instancia acompañado de un profesional que lo asesore en cada declaración y en lo que debe hacer. No presentarse a un juicio rápido no eliminará el problema, sino que, por el  contrario, puede acrecentarlo. 

Concertar cita
Puede llamarnos al 633 058 907 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Juicios Rápidos
    Facilidades de pago
    Rápida respuesta
    Trabajamos en toda España

    Juicios Rápidos en Madrid

    C/ Serrano 93, 3º E 28006, Madrid

    Juicios Rápidos en Barcelona

    C/ Balmes 177, 3º 1º A 08006, Barcelona

    Juicios Rápidos en Sevilla

    Avenida Menéndez Pelayo, nº 2 41004, Sevilla

    Juicios Rápidos en Murcia

    C/ libertad nº 20, Edifico Constitución, 3º A 30007, Murcia

    Juicios Rápidos en Bilbao

    C/ de Máximo Aguirre 12, Bajo C 48009, Bilbao

    Juicios Rápidos en Vigo

    C/ República Argentina nº 20, Planta 5º, Oficinas 25-26 36201, Vigo

    Juicios Rápidos en Valladolid

    C/ Angustias, 40-44 47003, Valladolid

    Juicios Rápidos en Granada

    Plaza Isabel la Católica, 1 18009, Granada

    Juicios Rápidos en Córdoba

    C/ Góngora, 4 - Entreplanta (Oficina) 14008, Córdoba